¡Envío gratis de tu tina Tubbies a toda la república mexicana!

Tubbies

Tips, consejos, estilo de vida, niños... Todo lo que mamá necesita conocer.

¿Peques melindrosos? Te damos cinco súper tips para que tus hijos coman mejor

La comida siempre es un tema cuando somos mamás, no solo por los niños que no quieren probar cosas nuevas, también porque no nos da tiempo y tenemos acceso a muchos alimentos que son más atractivos para ellos que una comida en casa. En Tubbies, tenemos para ti cinco tips infalibles para mejorar los hábitos de tus peques y hacer que coman mucho mejor. ¡Sigue leyendo y pon manos a la obra!

comer niños

Antes que nada, la nutriológa Lilian Levy nos recomienda que en cada tiempo de comida tratemos de incluir: una porción de fruta, una de verdura, carbohidratos complejos (como frijoles, lentejas y arroz) proteínas y grasas buenas (como aguacate, almendras y aceites vegetales). Mientras mantengamos esto en mente estaremos dándole a nuestros peques lo mejor para que su cuerpo y mente se desarrollen correcta y saludablemente. Recuerda que modelar con el ejemplo siempre es la mejor forma de enseñar hábitos nuevos. Con estos consejos te damos la lista de otros hacks que puedes implementar: 

1. Enséñalos a comer 

Esto puede sonar extraño pero saber comer es muy importante, no solo las porciones y los nutrientes que hay que incluir, sino también los modos en los que lo hacemos. Por ejemplo, es importante tener una rutina dedicada para nuestras comidas y bocadillos y pasar esto a  nuestros hijos. Hacerlos ver que hay una hora para comer y también lugares. No se recomienda que los dejes comer en su habitación o frente a la tele. Parte de la rutina para las comidas es que sea en la mesa, todos juntos y evitando cualquier distracción como televisión, teléfonos o música. 

coman mejor

Parte de este tip es que cuando tus hijos tengan la comida frente a ellos y no les guste o se rehusen a comerla no los castigues ni los obligues, pero tampoco les prepares algo de su agrado para sustituirla. De esta manera entenderán que la hora de la comida es lo que hay y que tienen que empezar a comer lo que se prepara si no quieren tener que esperar hasta la siguiente hora de comida. 

2. Algo nuevo, algo viejo y algo deli

Introducir alimentos nuevos a tus hijos generalmente es un reto, a veces hasta el color o la forma del alimento les resulta desagradable y se rehusan a probarlo. Un buen tip para solucionar esto es presentar la comida de manera "divertida" o menos extraña para ellos. Aquí te damos algunas ideas.

comer bien

Trata también de añadir elementos nuevos a su dieta gradualmente y medio disfrazados, por ejemplo, que sea una guarnición de su comida favorita como puré de camote con una rebanada de pizza. Esto evita que lo rechacen de primera mano. Eventualmente ya que estén familiarizados con lo nuevo, podrás incluirlo a sus comidas regulares sin que lo noten o lo consideren extraño y quieran rechazarlo. 

3. Limitar premios de comida

Limita los dulces, pasteles, papitas y galletas. Esto es casi una regla, pero hay que tener presente que un exceso de snacks procesados no es saludable para los niños y muchas veces les quita el apetito por comida de verdad, lo que limita sus nutrientes. Trata de evitar recompensarlos con dulces y haz que los consuman solo en ocasiones especiales como fiestas de cumpleaños, no cada que visitan la alacena. 

comer bien

Puedes implementar snacks igualmente deliciosos, pero que sean mejores para ellos como rebanadas de manzana con mantequilla de cacahuate o naranja en cuadritos con chilito y limón. Este tipo de bocadillos son más seguros para consumir con más regularidad. Checa aquí nuestro artículo sobre lunch saludable para más ideas. 

4. ¡Hora de ensuciarse!

Involucra a tus hijos en la preparación de los alimentos. Te aseguramos que se van a divertir mucho y esto despertará su curiosidad para querer probar el resultado final. Dales tareas que puedan hacer y que sean seguras para ellos según su edad, pero haz que se sientan útiles y parte del proceso. No solo pasarás rato de calidad con tu peque, sino que también les abrirás el apetito y las ganas de probar más cosas nuevas. Incluso puedes hacerlo más divertido para ellos y comprarles un mantel que le guste o un gorro de chef. 

 Otra gran idea es empezar una pequeña huerta juntos para ahí cultivar los ingredientes de sus platillos. ¿Te imaginas? Si tienes espacio y posibilidad es una gran actividad para ellos. 

5. Se valen los engaños piadosos

Una forma de lograr que tus hijos coman nutrientes importantes de frutas, verduras o más alimentos es incorporarlos sin que se den cuenta. Esto a veces solo funciona para lo más pequeños, pero con estas recetas te aseguramos que ni los grandes notarán las verduras y nutrientes extras que les estás agregando a su alimentación. Piensa que no necesariamente tienen que cambiar mucho su alimentación, solo mejorar algunos ingredientes hace toda la diferencia. 

 

Por ejemplo, la próxima vez que les prepares hamburguesas agrega una taza de zanahoria rallada y una más de brócoli rallado a la mezcla de la carne molida. Cuando se incorpore prepara las hamburguesas y cocínalas como normalmente lo harías. ¡Estarán comiendo verduras en su hamburguesa sin si quiera notarlo!

 

 

Otro tip es usar nuez de macadamia triturada como empanizador. Para hacer deditos de pescado o nuggets tritura una o dos tazas de nuez de macadamia hasta que se hagan polvo y usa eso para sustituir el pan molido que generalmente se usa. Es más nutritivo y saludable. 

Y así como estos pequeños trucos hay muchos, incluso puedes idear uno tú misma. (Luego nos pasas la receta).  

En Tubbies sabemos que los niños melindrosos son muuuuuy comunes y queremos ayudarte. Con estos tips estarás alimentando mucho mejor a tus peques y la hora de la comida dejará de ser un castigo tanto para ellos como para ti. Pruébalos y cuéntanos cuáles te han funcionado.