Una sonrisa en cada baño

0

Tu carrito está vacío

mayo 02, 2018 4 Tiempo de lectura


Tubbies es más que una marca de tinas, es una empresa mexicana que nació ante una necesidad de mamás y ahora es una solución y una forma de vivir. ¡Conoce su historia!

La unión de dos madres que no lograban hacer que sus peques disfrutaran la hora del baño hizo surgir una gran idea: hacer de ese momento una experiencia divertida para niños y padres con las tinas Tubbies.

Raquel y Carolina se conocieron en un curso de estimulación temprana. Al verse por primera vez, no sabían que en unos meses estarían emprendiendo un negocio que las hermanara como socias. De entre todas las dificultades que pueden surgir en el mundo de las madres con hijos pequeños, ambas tenían un problema en común.

Con el crecimiento de sus bebés, para las dos, la hora del baño se había vuelto un martirio. Y lo que antes era un momento de paz y disfrute antes de ir a la cama, se había transformado en una lucha continua con sus pequeños.

Emprender tras la necesidad

"Nos conocimos en un curso de estimulación temprana. Nuestras hijas tenían alrededor de 10 meses de edad y nos vimos ante el mismo problema de no tener en dónde bañarlas, porque ya no cabían en la bañera y tampoco querían bañarse en la regadera. Hubo veces en que acabé empapada y de muy mal humor hasta que odié la hora del baño", explica Raquel, socia fundadora de Tubbies.

Carolina la otra socia fundadora cuenta que esa necesidad de volver la hora de baño una experiencia divertida le llevó un buen tiempo… pero trajo consigo una gran satisfacción. "Cuando yo empecé a bañar a mi hija más grande, me vi en la necesidad de construir una tina. Solo que no fue nada fácil: la obra era un poco cara e implicaba deshacer la regadera. Entonces me di a la tarea de buscar algo que no fuera tan caro y que pudiera funcionar como tina sin lastimar o modificar la estructura de mi baño. Así que tomé algo que parecía una tina, la modifiqué y así nació la primera tina Tubbies".

Al hablar con alguien que entiende a la perfección tus problemas de mamá, tanto Raquel como Carolina supieron que antes de quedarse cruzadas de brazos o aguantarse el problema, era mejor idea emprender algo propio.

Unas tinas mágicas

El concepto de Tubbies es ofrecer tinas de calidad, con capacidad para uno o tres niños, que pueden instalarse en el baño y retirarse en el momento que se necesite sin dañar los espacios. Además, con un diseño que permite ahorrar agua, pues una tina Tubbies ocupa entre 120 y 140 litros de agua, mientras que una convencional usa de 300 a 350 litros.

En un papel de emprendedoras, Caro y Raquel vieron en Tubbies abarcaba una necesidad no cubierta en el mercado. "Es un producto perfecto para cuando los niños dejan de usar las bañeras de plástico y empiezan a usar la regadera. Ese gap que ocurre entre los 8 meses y los 8 años de edad. El beneficio que tuvo Tubbies es que no tienes que mandar a hacer una tina convencional y tampoco gastar mucha agua. A la par, se puede tener a los niños vigilados y seguros", dice Carolina.


¿Qué es lo que más te gusta de esta empresa?

Es la pregunta que le hicimos a este par de emprendedoras mexicanas que cada vez logran posicionar más su marca.

"Me enamora que mi trabajo ha crecido junto con mis hijos y es un trabajo que no está aislado de mi vida personal, sino que va unido de forma natural. También que este producto que me ha funcionado a mí ha servido para resolver una parte de la vida de otras personas", asegura Raquel.

Del otro lado, Carolina ha descubierto en su empresa a una aliada que tiene sus mismas expectativas: "Amo a mi socia, tengo una relación impresionante con ella. Hemos hecho un match muy bueno. Algo más es que el producto que vendemos me ha dado la oportunidad de conocer muchas personas entrañables, mamás que viven 100% lo que yo".

¿Cuál ha sido el mayor reto de emprender algo propio?

Y si miramos la parte comercial, también hay una historia detrás…

"No es fácil innovar y echar a andar un negocio. Caro es comunicóloga y yo psicóloga, así que Tubbies nos hizo romper todas las barreras de nuestras carreras y perfiles profesionales para sacar el negocio a flote. Jamás me vi importando un producto hecho por mí ni aprendiendo cómo es toda una cadena de procesos (ventas, mercadotecnia, diseño industrial, redes sociales) porque la totalidad del negocio la llevamos Caro y yo. Eso obliga a entender nuestro negocio y conocerlo al 100%. Es enriquecedor saber que lo estamos logrando y aprendemos día a día", explica Raquel.


Para Carolina, haberse lanzado a la aventura de ser emprendedora ha sido "darle el espacio que requieren tres hijos y aprender paso a paso hacia dónde tenemos que ir para que el éxito continúe".

Tubbies para largo

Y aunque es una empresa relativamente nueva (nació en 2015), ya tienen planes de expansión.

"Nos gustaría llegar a diferentes minoristas sin sacrificar mucho, porque parte de este negocio es que somos mamás y esa es nuestra prioridad número uno. Siempre dándole prioridad a nuestros hijos sin abandonar Tubbies", cuenta Carolina.

Raquel apunta que uno de sus primeros logros ha sido tener una tienda física en la Ciudad de México, pero ahora les gustaría tener muchas más en otros estados. "Seguir la expansión internacional porque nos han buscado de España, Estados Unidos y Latinoamérica. Buscar alianzas con empresarios de otros países para poder abrir el área de negocios".

"No sé si esta historia resulte inspiradora para otras mujeres, pero Tubbies para nosotras es eso: hacer de una necesidad una solución y una forma de vivir", concluye Carolina.


***
Conoce ese invento que logró que naciera una empresa 100% mexicana. Hay tinas Tubbies en tres diferentes tamaños. Ve más información aquí: tubbies.mx

Subscribe