¡Envíos gratis a toda la República Mexicana!*

0

Tu carrito está vacío

diciembre 05, 2017 3 translation missing: es.blogs.article.read_time

Hola a todos mis amigos de Tubbies, soy Rocío. Me imagino que al igual que a mí, a muchos papás se les dificulta todo el tema de la alimentación de sus hijos. Hay que andarlos persiguiendo para que coman un poco porque están tan entretenidos entre sus juegos que no se detienen para alimentarse. Por eso anduve investigando un poco, aquellos alimentos o snacks que son súper nutritivos y benéficos y les ayudarán en el crecimiento.

Por supuesto, lo mejor es que coman una dieta balanceada, con fruta, verdura, cereales, carnes y todo lo demás, pero en lo que logramos ganar la batalla de que se sienten a la mesa, aquí van estos tips. Curiosamente, todos estos alimentos empiezan con la letra A. Para entretener a mis hijas, les hago la plática y les cuento de dónde viene la comida, así entienden y se interesan un poco más.


  • Avena. Es un cereal súper completo. Te da muchísimas vitaminas, minerales y energías, por eso es ideal para el desayuno. Además, tiene muchísima fibra que es buena para los pequeños, pues en ocasiones padecen estreñimiento y eso les causa mucho dolor. Pueden echársela a licuados de fresa o plátano y tener el desayuno completo en un vaso. A mis hijas les encanta revuelto con yogur y así complementan con leche y calcio. También son buenas las barras de avena que venden marcas conocidas, como para traerlas en la mochila y usarlas en cualquier momento en que la pancita ruge de hambre.


  • Amaranto. El amaranto proviene de una planta y ha sido parte de la dieta del mexicano desde antes de la llegada de los españoles. Es tan bondadoso que se puede mezclar casi con todo. Se lo puedes añadir al cereal, a las papillas de los bebés, a los licuados, ¡hasta a las salsas! Además existen las alegrías que hasta su nombre es precioso. Es amaranto mezclado con otros granos como cacahuate, avena, pepitas, pasas y miel. Se hacen unas barras deliciosas y muy prácticas para el lunch o los snacks de media tarde. Es muy fácil de preparar, lo puedes hacer tú mismo en casa y el amaranto se consigue en cualquier mercado del país.
  • Aguacate. La verdad es que muchas veces no valoramos la enorme bendición que es vivir en México o Latinoamérica. El aguacate, que muchas veces consideramos una verdura, es en realidad una fruta típica de esta región del mundo y tiene un rol protagónico en nuestras dietas. Desde que mis hijas eran bebés y comenzaron a probar sólidos, dentro de las frutas y verduras típicas, yo les daba aguacate. Así, cortaba el aguacate y con la cuchara se los daba directo de la cáscara. Lo amaban. A la fecha les sigue encantando y se lo echamos a la sopa, a las quesadillas, al arroz o a cualquier otra cosa. A veces, se sirven una porción considerable de aguacate como parte de su comida. Contiene muchísimos ácidos grasos saludables, como el omega 3 que se ha comprobado es buenísimo para el desarrollo cerebral, más en los niños.
  • Arándanos. Últimamente, estas pequeñas frutas se han puesto muy de moda, sobre todo, porque tienen muchos antioxidantes, moléculas que ayudan a prevenir la oxidación y al parecer son buenos en la lucha contra el cáncer. A los niños les encantan, sobre todo cuando están deshidratados, porque son muy dulces. Son muy prácticos para llevar a todos lados, puedes traerlos en un recipiente y dárselos siempre que sea necesario o mandárselos de lunch y estar segura de que a la larga, les estás haciendo mucho bien con esas sustancias.


Espero que estas recomendaciones les sean útiles. Trataré de buscar más para seguirles compartiendo y hacer más fácil el momento de la comida.

Subscribe