TINA TUBBIES + ANTIDERRAPANTES 

0

Tu carrito está vacío

agosto 16, 2020 2 Tiempo de lectura

Hoy más que nunca es importante hablar de la empatía y empezar a cultivar este valor en nuestros pequeños, ya que muchas veces no es fácil dar una opinión sobre algún tema o una situación sin conocer que hay detrás o cual es la circunstancia que a dicha persona le ha llevado para tomar ciertas decisiones.

Para comenzar, es importante definir que es la empatía, dicho término no es más que la capacidad que nos permite observar lo que otra persona siente y ponernos en sus zapatos, puede ser un concepto complejo, pues implica ser receptivo a las emociones de las personas que nos rodean y tener la capacidad de identificarlas a través de sus gestos y palabras, comprender lo que el otro siente y apreciar la situación sin juzgar al implicado también involucra nuestra propia sensibilidad en relación con esas emociones.

 

Un niño empático es capaz de distinguir las emociones de otras personas, ponerse en sus zapatos y actuar para consolarlas o ayudarlas. Esto es fundamental como prevención del bullying, ya que un niño empático no será un niño agresivo ni mucho menos un bully, sino un niño que buscará crear y mantener amistades. Lejos de ser destructivo, un niño que practica la empatía es un niño que construye relaciones.

 

Para ayudar a fomentar la empatía en los niños, estos son algunos puntos que pueden guiarte para incentivar este hermoso valor.

  1. Como padres, somos el ejemplo de nuestros niños, así que toca dar el ejemplo y comencemos a practicar y a hablar de la empatía desde casa escuchando y mostrando afecto a nuestros pequeños cuando sientan alguna inquietud o no se sientan del todo bien, escucharlos hará que se sientan comprendidos.
  2. No juzgar lo que sienten será el principio para que nuestros pequeños se sientan acompañados. Frases como “No llores por tonterías” son el claro ejemplo de cuando NO estamos siendo empáticos con los niños.
  3. No criticar y juzgar a otras personas, es importante demostrar que cada persona es un mundo y tiene sus propios problemas y emociones.
  4. Expresar nuestros sentimientos también generarrá un ambiente empático en casa.
  5. Mirar una película, jugar o leerun cuento puede ser una buena oportunidad para ponerse en el lugar de algún personaje y preguntar a tu hijo qué haría él en tal o cual situación.

 

Si conoces alguna técnica o ejercicios para fomentar la empatía, compártela con nosotros. Recuerda que los niños empáticos se convertirán en adultos empáticos y justamente lo que necesitamos en este mundo es empatía, es ponerse en el lugar del otro, sentir lo que el otro siente y querer ayudarle, así podremos construir una mejor sociedad.


Subscribe