¡Envío gratis en la compra de tu tina Tubbies!

0

Tu carrito está vacío

marzo 18, 2020 3 translation missing: es.blogs.article.read_time

Beneficios para los niños de tener una mascota

Las mascotas, ya sean perros o gatos (las más comunes), o peces, pajaritos, conejos, tortugas, forman parte vital de la familia. Los vínculos que llegamos a desarrollar con ellas superan los de meros animales de compañía, en realidad habitan en nuestro corazón y nosotros en el suyo, como lo prueban sus actitudes. ¿Conoces la historia de Hachiko, el perrito japonés que durante más de diez años esperó a su dueño en la estación del tren, como lo había hecho todos los días, sin saber que él había fallecido?

 

            Durante la infancia, tener una mascota significa primordialmente dos cosas: compañía y responsabilidad. Por un lado, para los más pequeños de casa las mascotas son motivo de alegría, de juego, de diversión. Un niño que convive con animales en su espacio personal, por lo general, es mucho más sociable pues tiene una relación de convivencia en el día a día. Además, hacer ejercicio con nuestra mascota, ya sea salir a pasear o a correr, nos hace más activos y ayuda a mejorar nuestra salud.

Por otro lado, hacerse cargo de ciertas actividades como darle de comer a ciertas horas o responsabilizarse de la limpieza de la mascota va generando en nuestros hijos un sentido de la responsabilidad. Si desde pequeños inculcamos a nuestros niños y niñas el respeto a los animales, ellos irán comprendiendo esta importantísima idea: habitamos el planeta con muchos otros seres vivos y todos debemos respetarnos unos a otros.

 

            Una mascota une a la familia, de hecho, cada día su importancia es mayor. Algo que no debemos perder de vista es el lugar de cada uno de los miembros en la vida familiar: no, la mascota no se equipara a un hijo, es una mascota y tal es el trato que se le debe dar. En algunas ocasiones, si la mascota, en específico un perro o un gato, estaba en la casa antes de que nacieran los hijos, es normal que el animal rechace un poco al bebé. Pero son raros los casos donde eventualmente no gana el amor y ambos acaban por hacerse grandes amigos. Si la situación se da al revés, será el niño quien arrope a la mascota en su adaptación al hogar. De ambas maneras se generará una relación estrechísima, inquebrantable.

 

            En los últimos años se han publicado algunos estudios que comprueban que tener una mascota cerca ayuda a los niños a desarrollar un mejor sistema inmunológico y a combatir algunos cuadros alérgicos. ¿Qué es importante tomar en cuenta al tener una mascota en convivencia con los niños? Si tu hijo muestra algún síntoma de alergia, en específico con gatos o pájaros, lo mejor será acudir al médico y de ser necesario, considerar cambiar de mascota. De igual forma, es importante entrenar a los animales, educarlos para que no tengan alguna reacción violenta. Existen algunas razas de perros como los Golden Retriever, los Labradores o los Collies que se ha probado a lo largo de la historia tienen una gran predisposición hacia los niños. Si estás considerando incluir una mascota en tu familia, toma en cuenta estas opciones e involucra a tu hijo en estas decisiones, ¿quién mejor que él o ella para elegir a su compañero?


Subscribe