¡Envío gratis de tu tina Tubbies a toda la república mexicana!

Tubbies

Tips, consejos, estilo de vida, niños... Todo lo que mamá necesita conocer.

Las ventajas de niños bilingües

bilingüe

Empieza a inculcarle a tu hijo un segundo idioma. Más allá de que lo vea como otra cosa que debe aprender, ayúdalo a que lo identifique como un lenguaje más en el que puede comunicarse. Mientras más chicos más fácil. 

Desde hace tiempo, cuando muchos de los que ahora somos padres éramos niños, existe la conciencia de que saber otro idioma es muy útil y por demás importante en la educación de los niños. En nuestro país ese idioma casi siempre es el inglés. Las escuelas lo imparten desde la educación básica, pero es relevante que los papás conozcamos qué hacer o cómo ayudar a nuestros hijos a aprender otro idioma.



Los niños tienen mucha facilidad para aprender, por ahí se dice que son como esponjas y todo lo absorben. Es totalmente cierto, justo entre los dos y los siete años es la edad ideal para que aprendan otras lenguas. A veces pensamos que si no han acabado de aprender español les va a resultar muy difícil sobrellevar la información de dos idiomas (sobre todo cuando tienen diferencias considerables en cuanto a gramática o vocabulario, como es el caso del inglés), pero según estudios como los de Barbara Pearson, autora del libro Raising a Bilingual Child, los niños aprenden a diferenciar entre uno y otro muy fácilmente.

Una cosa es criar a un hijo bilingüe y otra es que aprenda otro idioma. El bilingüismo es una condición que se da en los hogares cuando los padres son de países diferentes. En tales casos se recomienda que cada uno le hable al bebé en su idioma materno, y el chiquitín o chiquitina aprenderá ambas lenguas, cada una asociada con un padre. Cuando ambos padres hablan español o inglés (un caso que se da mucho con familias en la frontera o de inmigrantes en Estados Unidos), lo mejor es que los niños acudan a clases.

Por supuesto, nada hará más sencillo el que los niños aprendan un segundo idioma como hacerlo de manera didáctica y lúdica: con juegos y canciones. Desde muy pequeñitos podemos cantarles en inglés (o el idioma que ustedes prefieran) o ponerle algunas de sus caricaturas en otra lengua. En la escuela de mis hijas me han enseñado que a diferencia de nuestra generación o la de nuestros padres, no debemos enseñarles traduciendo el idioma, decirles: "Yo quiero jugar se dice I want to play". Hay que hablarles en inglés, cantarles en inglés, preguntarles cosas en inglés y así ellos van haciendo suyo el idioma sin cuestionarse, sin traducirlo, lo aprenden directamente.

Hay además infinidad de programas y herramientas para apoyarse en ellos. Desde los clásicos "programas todo incluido" que puedes comprar en librerías o tiendas de bebés que incluyen CDs con videos, música y libros interactivos que puedes ponerles a tus hijos desde recién nacidos. También en Internet hay miles de actividades o páginas con canciones y métodos para enseñar inglés a los más pequeños. A mí, en lo particular, me encantan unos videos de Youtube que les comparto al final de esta publicación, las caricaturas se me hacen preciosas y creo que abordan aspectos básicos, desde canciones que todos sabemos como "Twinkle, twinkle" hasta las que tratan sobre la familia, el clima, los colores y las actividades físicas. ¡Para mi buena suerte en la escuela de mis hijas se los ponen también en clase de inglés!

Natalia y Romina van a una escuela bilingüe donde toman dos horas de inglés al día, desde maternal. Ha sido muy bueno y a veces descubro que saben más inglés del que yo soy consciente que saben. Llevan libros y cuadernos de actividades, les dejan tarea y el paquete de libros que compramos incluye una suscripción con la editorial con lo cual podemos acceder a una página de internet con más canciones, juegos y videos. Ellas jamás han padecido la enseñanza del inglés. Si en la escuela de sus hijos no tienen tantas facilidades, no se preocupen: si ustedes saben inglés, pueden reforzárselo, sino, puede resultarles de muchísima utilidad buscarles clases particulares. Ahora, si no quieren que aprendan inglés y desean inculcarles otro idioma, hay colegios donde enseñan francés y alemán, y diferentes escuelas de idiomas.

Platíquennos, ¿sus hijos van a alguna? ¿Cómo ha sido su experiencia en el aprendizaje de otras lenguas? Si saben de alguien a quien pueda resultarle útil esta información, compártanla, y aquí les dejo mi recomendación:

El canal de Youtube se llama Super Simple Songs - Canciones infantiles en Inglés