TINA TUBBIES + ANTIDERRAPANTES 

0

Tu carrito está vacío

junio 22, 2020 3 Tiempo de lectura

Después de tantos días de confinamiento es importante darnos un momento para analizar y pensar en nuestros pequeños y su salud emocional, recordemos que las emociones negativas no se producen solo en los adultos, sino también en los niños ya que un niño emocionalmente sano es un niño feliz.

 

El estar en casa y los cambios de hábitos que hemos tenido a consecuencia de la pandemia Covid-19, puede impactar directamente en la salud emocional de nuestros hijos, dado esto, les compartimos algunos datos y recomendaciones generales para mantener una buena salud emocional. Si notas algo anormal en tu pequeño, no dudes en consultar a tu médico que será quien te guíe mejor en estos temas.

Para comenzar, es importante señalar que es la salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Algunos datos importantes que nos muestra la Organización Mundial de la Salud (OMS)

- El 50% de los trastornos mentales empieza a los 14 años o antes, pero la mayor parte de los casos no se detectan ni se tratan.

- La depresión es una de las principales causas de enfermedad y discapacidad entre adolescentes a nivel mundial.

- Los trastornos mentales representan el 16% de la carga mundial de enfermedades y lesiones en las personas de edades comprendidas entre 10 y 19 años.

¿Cómo cuidar la salud emocional de los niños y niñas?

La salud emocional del niño es muy importante, ya que será la garantía de su bienestar y va a influir en su salud social y en su salud física, estas son algunas recomendaciones que pueden ayudar a mantener una buena salud emocional en los pequeños.

 

 

Da muestras de cariño, ya que es fundamental para el buen desarrollo emocional de los niños que sientan el cariño de sus padres. No basta con palabras, debe haber gestos, abrazos, besos.

Aunque es fundamental entender las emociones que sienten nuestros hijos e hijas, también lo es ponerles límites y decirles que no.

Enséñales a entender sus emociones y ayuda a desarrollar su inteligencia emocional. Se puede fomentar con libros, por ejemplo, para que se comprendan qué sienten las personas en situaciones complicadas, de forma que los niños y niñas se pongan en su lugar.

Los niños y niñas tienen sus propias opiniones y es esencial escucharles de forma activa. Fíjate en lo que dicen, en cómo lo dicen y hazles preguntas para que se sientan escuchados y comprendidos.

En el caso en que lo consideres oportuno, puedes acudir a un psicólogo con tu hijo o hija para que le ayude a controlar sus sentimientos y a desarrollar su inteligencia emocional.

Te dejamos un video de Álvaro Bilbao donde presenta "Cómo cuidar la salud mental de los niños"

 

Ante todo, te recomendamos mantener la calma. Aunque es complicado, a veces, es esencial mantener la calma y evitar gritar a los niños y niñas. Intenta empatizar con ellos, ser firme y no ponerte nervioso. Estate atento a los cambios de comportamiento de tus peques, es importante ver las señales de que puede existir un problema con tu hijo o hija. Para ello obsérvale y habla con sus profesores y si te informa sobre algún cambio de comportamiento, estate alerta para ver a qué se debe.

 

 


Subscribe