¡Envío gratis de tu tina Tubbies a toda la república mexicana!

Tubbies

Tips, consejos, estilo de vida, niños... Todo lo que mamá necesita conocer.

Consejos infalibles para que volar con niños no sea una pesadilla


vacaciones con niños

 

Las vacaciones están aquí y todos queremos aprovechar unos días de descanso y escaparnos. Sabemos que viajar con niños puede llegar a ser agotador pero con estos consejos, de lo único que te vas a tener que preocupar es de disfrutar al máximo. 

Ya sea a algún destino con muchas atracciones: ciudades como Nueva York y París; playas paradisiacas para tumbarse bajo el sol y disfrutar de los días soleados; o algún lugar alejado de los grandes ajetreos urbanos. 
 
Cuando tienes niños pequeños quizá te lo pienses dos veces antes de tomar un vuelo largo.  No te preocupes, no tiene por qué ser difícil, siempre hay algunos consejos que puedes seguir para procurar que la experiencia sea tranquila para ti y, sobre todo, para tus chiquitines.
 

Para los más chiquitos

Si tu bebé es aún muy pequeño, es importante que consideres que los cambios de presión al momento de despegar o aterrizar pueden afectarlos. Por eso es importante que en ese preciso instante procures darle pecho, biberón o un chupón, además estas acciones lo mantendrán calmado y cerca de ti, lo cual alivianará el viaje para ambos
 
También procura vestirlo cómodamente. Si es un vuelo muy largo lo mejor es que llore lo menos posible. Si se siente a gusto para dormir, comer y estar en general, todo será más fácil. 

Si se queda dormido, no lo despiertes, déjalo descansar aunque no sea la hora de su siesta; aprovecha tú y relájate, guarda energías para las vacaciones que los están esperando.
 
vacaciones con bebés
Foto Dakota Corbin vía Unsplash


Para los hermanos mayores

Ahora, si tus hijos son ya más grandes y vas a emprender un vuelo largo, el primer consejo siempre es buscar que el viaje sea por la noche, para que ellos duerman. Si esto no es posible, entonces tendrás que recurrir a la magia para entretenerlos. 
 
Explícales en todo momento lo que está pasando, invítalos a que miren por la ventana y se asombren con la experiencia de ir entre las nubes. Algunos vuelos te permiten ver el mapa de la ubicación del avión y es muy entretenido para ellos. No olvides distraerlos con juegos, ya sea que lleves cartas, memoramas o libros para colorear. Si sabes que tu hijo o hija tiene algún peluche preferido y que éste le ayuda a superar malos ratos, súbanlo al avión, abrazar a su osito favorito facilitará que dejen atrás el miedo.
 
vacaciones con niños
Foto Leo Rivas vía Unsplash

Para toda la familia

 
Algunas veces sucede que tanto adultos como niños pasan muy malos ratos a la hora de volar porque se marean. Es algo incontrolable, como dicen por ahí, algunos tienen estómagos más fuertes y otros no tanto. Si ya has vivido una mala experiencia o temes que a tus hijos les pase (considera que es genético, si tú te mareas, lo más probable es que a tus hijos les pase igual), puedes darle un medicamento contra el vértigo y el mareo. 
 
Existen varias fórmulas para niños o puedes suministrarles dosis menores de las que tomaría un adulto. También pídele a los asistentes aéreos que te proporcionen bolsitas para el mareo, todas las que consideres necesario. Hacerte amiga de ellos desde el inicio también te asegurará trato especial para hacer tu viaje más ameno. 
 
Durante un vuelo no todos la pasan muy bien, así que no seas tan exigente. Si eres de quienes acostumbran no dejar que tus hijos usen tablets, relaja un poco las reglas y considera que para entretenerlos son de los mejores gadgets, ya sea que vean ahí una película o jueguen con alguna aplicación. 
 


Todos sabemos que viajar con niños puede ser una experiencia difícil, a veces a quienes no tienen hijos les cuesta trabajo entender esta situación, por eso, si ya sabes que será complicado controlar a tus pequeños, no está de más que lleves algunos caramelos para los pasajeros más cercanos a ustedes, para generar empatía. 
Por supuesto, echa en tu bolsa muchísimos dulces para los niños (siempre y cuando no violen las reglas de lo que se puede o no subir a un avión), así como leche, jugos o cualquier otra comida o snack que los relajen y entretengan.

Te aseguramos que si sigues estos consejos, el vuelo, que es solamente el principio de la increíble historia que es un viaje, será muy agradable para todos ustedes.

Y no olvides que llegando a casa, después de todo el cansancio de las vacaciones, un baño calientito en su tina Tubbies será el remedio ideal para ponerlos a dormir. Encuentra la tuya aquí: Tubbies.mx